Blogia
MEMORIA HISTÓRICA

Una historia que sigue perdida

Una historia que sigue perdida Fracasa la búsqueda de los restos de 17 vecinos de Ceclavín fusilados en Piedras Albas en la guerra civil Un panteón en memoria de los fallecidos se instalará en su pueblo

Los vecinos de Ceclavín volvieron ayer a intentar recuperar su memoria histórica sin resultados satisfactorios. Sobre las 9 de la mañana un grupo de operarios municipales junto con su alcalde, Pedro Martín, comenzaron las tareas de exhumación en el cementerio de Piedras Albas, donde se creía que había una fosa común donde estaban enterrados 17 vecinos de Ceclavín tras ser fusilados en la guerra civil.

Después de casi cinco horas de trabajos con pico y pala los obreros tan sólo encontraron dos cráneos, un par de mandíbulas, muelas y huesos de piernas y brazos. Nada relevante como ya ocurrió en las primeras excavaciones que se realizaron en octubre del 2003.

La tristeza y desilusión volvió a reflejarse en los rostros de algunos familiares de los fusilados y del alcalde, Pedro Martín, una de las personas que durante meses ha puesto todo su empeño para que se pudiesen reiniciar las excavaciones y poder trasladar los restos mortales de sus 17 vecinos al cementerio del pueblo de donde eran naturales, Ceclavín.

Decepción

Los resultados negativos fueron corroborados por Diego Peral, profesor de Historia de la Facultad de Medicina de la universidad extremeña. Este, tras ver las piezas halladas, descartó que pertenecieran a los años de la guerra civil. Aún así dijo que con los restos encontrados, que se introdujeron en una bolsa, se les hará un estudio paleopatológico para revelar su edad, talla, peso y otras características del fallecido.

Cayetano Ibarra, coordinador de la Memoria Histórica de la Junta, dijo que estas segundas excavaciones se han realizado por insistencia de vecinos de edad avanzada que creían conocer el lugar exacto donde fueron enterrados sus vecinos fusilados. Pero, el hecho de que hayan pasado muchos años y que a lo largo de este tiempo el cementerio haya sufrido obras, "puede llevar confusiones en las referencias", dijo Ibarra.

A pesar de los resultados negativos y de desistir en futuras excavaciones, tanto Ibarra como Martín se mostraron contentos ya que han decidido que después del verano en el cementerio de Ceclavín se dedicará un panteón donde vengan reflejados los nombres de los 17 fusilados que fueron enterrados en Piedras Albas, más los cinco vecinos que también asesinaron, aunque fueron enterrados en otro lugar. A todos se les incluirá en el registro civil municipal.

Nieves Agut
El Periodico de Extremadura
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres