Blogia
MEMORIA HISTÓRICA

La conmemoración de la muerte de Blas Infante se convierte en un acto de reivindicación de la nacionalidad andaluza

La conmemoración de la muerte de Blas Infante se convierte en un acto de reivindicación de la nacionalidad andaluza El acto de conmemoración del LXVIII aniversario del fusilamiento de Blas Infante por tropas franquistas, en la Huerta de las Clarisas del kilómetro 4 de la carretera de Sevilla a Carmona, después de haber sido detenido el día 2 de agosto de 1936 en su propia casa, se convirtió esa tarde en una reivindicación de la nacionalidad andaluza.

El homenaje, que comenzó a las 20.30 horas, con la izada de la bandera de Andalucía bajo los acordes del himno de la comunidad y con una ofrenda floral de todas las autoridades y diversas entidades, en el monumento dedicado al Padre de la Patria Andaluza, fue presentado por el dramaturgo Salvador Távora, que comenzó indicando que Blas Infante "sigue siendo un sueño" y que sus palabras "nos suenan más a utopía, lo que indica que estamos a menos de la mitad del camino para conseguir el sueño de don Blas".

Del mismo modo, indicó que "andamos despacio, aburguesados, acomodados y resignados por la situación que vivimos y no debe ser así" y lamentó que la mayoría de los andaluces "muestran su indiferencia" a actos como éste.

Távora, miembro de la Fundación Blas Infante, dijo que la Comunidad Autónoma "parece no querer andar por el camino de la muerte de Infante y que la Constitución española les brinda" y que el nombre del Padre de la Patria "no puede quedarse en calles o plazas como un sueño realizado", por lo que expuso que "todos debemos tener un compromiso con el sueño", porque toda participación "es positiva".

En este sentido, afirmó que "se puede matar a un hombre, pero no una idea, algo que debemos tener presente si queremos llevar a cabo el sueño utópico de Infante, pero posible si se desea" y que esperaba que este acto fuese el punto de partida para hacer de Andalucía "un país, una nación o una región sin privilegios", pero sin renunciar a sus singularidades, con respecto al resto de las comunidades españolas.

Posteriormente, intervino la presidenta de la Fundación Blas Infante e hija del Padre de la Patria Andaluza, María de los Angeles Infante, que comenzó dando la bienvenida a estos actos a la presidenta del Parlamento andaluz, María del Mar Moreno, y mostrando "un recuerdo muy cariñoso" para el presidente de la Junta, Manuel Chaves, que no asistió al acto, recordó la reunión mantenida en Casares (Málaga) el 11 de agosto de 1979 en la que se manifestó que el Gobierno andaluz "hacía suyo el legado" de su padre y en la que se apuntó la necesidad de trabajar por conseguir el Estatuto de Autonomía.

ANDALUCIA COMO NACIONALIDAD

Infante aseveró que "uno no puede venir aquí sin reivindicar el 28 de febrero", momento en que Andalucía "conquistó" el rango de Autonomía, exponiendo que la Constitución española "garantiza la autonomía para las comunidades, sin especificar ningún nombre" y afirmando que en ella la región andaluza "debería figurar como la nacionalidad que es".

Por su parte, la presidenta del Parlamento andaluz, María del Mar Moreno, pidió a los distintos partidos políticos andaluces que no se aborde la reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía "desde posturas inamovibles ni desde posiciones indiscutibles". En su intervención, Moreno expuso que todos los años se recuerda la obra de Infante, con la que "ensalzamos esa Andalucía que todos queremos", que "se autogobierna sin más proa que el bienestar de los andaluces" y que, "entre todos, debemos hacer más irradiadora de luz"; y afirmó que "el proyecto andaluz" requiere todos los días del acuerdo de los andaluces "de todos los campos y partidos".

Así, se refirió al proceso de reforma del Estatuto de Autonomía, recordando que ya se ha constituido en la Cámara andaluza "la ponencia plural" que la impulsará "en un contexto nacional en el que otros territorios de España también plantearán sus nuevos horizontes de autogobierno"; destacó que los grupos parlamentarios "tienen una cita importante con el futuro" de Andalucía; y sostuvo que "no se defiende mejor el futuro desde posturas inamovibles ni desde posiciones indiscutibles".

Por el contrario, dijo que la Comunidad Autónoma necesita de la "fortaleza del diálogo político y social" y de la "musculatura de la concordia para llevar al espacio de discusión nacional una posición sólida y sin fisuras con la que se identifiquen el conjunto de los andaluces".

El acto, en el que militantes de IU protestaron por la "terrible" deuda de los ayuntamientos, después de mantener un encierro en la sede del Parlamento andaluz por la mañana, finalizó nuevamente con el himno de Andalucía.

ASISTENTES

A la conmemoración de este LXVIII aniversario de la muerte de Blas Infante asistieron los consejeros de la Presidencia y Gobernación de la Junta, Gaspar Zarrías y Evangelina Naranjo, respectivamente; el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés; y el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo.

Asimismo, entre los asistentes se encontraron el presidente, la vicepresidenta, el secretario general y el coordinador general del PP-A, Javier Arenas, Teófila Martínez, Juan Ignacio Zoido y Antonio Sanz, respectivamente; el secretario general del PA, Antonio Ortega; el coordinador general de IU en Andalucía, Diego Valderas, junto a la portavoz del grupo parlamentario de IU, Concha Caballero, y el diputado Antonio Romero; y el portavoz del PSOE en el Parlamento de Andalucía, José Caballos.

También acudieron al acto el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín; el portavoz del PP y el portavoz adjunto de IU en el Ayuntamiento hispalense, Jaime Raynaud y Antonio Rodrigo Torrijos, respectivamente; y el diputado socialista en la Diputación Provincial de Sevilla, Jesús Téllez, entre otros.

Canal SueWeb
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres