Blogia
MEMORIA HISTÓRICA

La transición española y la recuperación de la memoria histórica; de la amnesia a la esclerosis múltiple

La transición española y la recuperación de la memoria histórica; de la amnesia a la esclerosis múltiple El diagnóstico de amnesia a esclerosis múltiple es aplicable sólo a esos jóvenes fervorosos por consumir,que desprecian a nuestros mayores: esos sabios consejeros.

Como alumno de Bachillerato en los años 70, me engañaron en la asignatura de Historia española, y como yo, supongo que la mayoría de los que estudiaron en esa época: las escuelas nos presentaron un modelo de transición ejemplar y exportable a países como Chile, donde parece que también se lo creyeron.

Nos enseñaron que pasamos de una dictablanda -término costoso de aclarar- a una democracia, con unas figuras políticas -por ejemplo Suárez- a las que el pueblo debía de estar agradecido, por evitar derramamientos de sangre. La jubilación de los escuadrones de la muerte -como la triple A o el batallón vasco- no fué tarea fácil. ¿Una soterrada ley de punto final?

Aparentemente, resulta incomprensible el paso de una dictadura a una democracia sólo mediante diálogo y buenas mañas -haría falta ser un mago con un buen conejo de la suerte para que todo salga bien- y es que cuando analizas con un poco de profundidad te enteras de que no cuadran las cuentas.

La estampida de artistas como Picasso o Buñuel, Miguel Hernández en prisión, el corredera, el asesinato de García Lorca son sólo los casos más conocidos. La clandestinidad -un partido comunista de siniestra trayectoria como revela el papel que desempeñaron en esos años y cuya legalización implicó muchas más cosas-, Intelectuales rumbo a México o la Argentina, claro indicativo de las cabezas pensantes que pasaron a gobernar el país, que siguen ejerciendo su influencia, lo cual explica la trayectoria actual de la cultura, de la política, de las relaciones humanas...
En los caminos de la historia hay paralelismos que son inevitables; ¿Tendrá la historia de España aspectos en común con la operación cóndor en el cono sur latinoamericano? Quizás el miedo, el uso del terror y los silencios pactados; los juicios sumariales sin garantías legales, el secuestro de obreros sindicales en horas de madrugada. Un patrimonio que va cambiando de dueño de la noche a la mañana, sin respeto a la sacrosanta propiedad privada. Campos de concentración como el de Gando o las Isletas, ambos en la isla de Gran Canaria, con fotos que son testimonios evidentes.
Si en Chile eran lanzados desde un avión militar, en Gran Canaria eran empujados por un desfiladero, incluído un experto en lucha canaria que arrastró consigo al militar que lo empujaba a golpe de bayoneta: anécdota popular que sólo los viejos cuentan. Este desfiladero tiene por nombre la cima de Jinámar, y todavía algunos mayores recuerda,pero enseguida se les inundan los ojos de lágrimas. Tortugas de caparazón duro que no hablan mucho, algunos tampoco olvidan. Te los puedes encontrar en cualquier pueblo. El silencio pactado de las fosas comunes que ahora se empiezan a destapar revela la otra historia,la de una matanza de perfil ideológico. El contraargumento de que en una guerra tanto mataron falangistas como republicanos, todos por igual, -colorín colorado y corremos el telón apresuradamente- es un contraargumento falso. Si recuperamos la memoria histórica nos percatamos de que en 1936 triunfó el Frente popular; una coalición de centro izquierda, con iniciativas legislativas como las de proclamar un estado laico, una reforma militar y una reforma agraria.
Altos oficiales del ejército, potentados terratenientes, y un sector de la burguesía financiera, con la venia de la Iglesia, están dispuestos a defender sus intereses a como dé lugar, iniciando el golpe militar de julio 1936, con una represión meticulosamente planeada. Refrescando la memoria nos encontramos con que quienes inician la guerra, creando caos y desorden, son esas fuerzas militares, aliadas con sectores de la burguesía, con el beneplácito de la Iglesia Católica, frente a un gobierno Republicano elegido por el pueblo, cuyas medidas no favorecían los intereses de estos sectores.
Cada vez que se toman medidas populares, buscando atender las necesidades de la mayoría, la sospecha de derrocamiento está presente.
Esclareciendo: nos encontramos con otra historia muy diferente de la que nos contaron en las escuelas.

Isidro Espinosa
Rebelión
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

jose luis Rodriguez -

tengo 37 años, tenemos que perdonar y no tener odio porque esto nos come las tripas. Esto es pasado y no podemos cambiarlo, es bueno
estudiarlo pero con objetividad. Los franquistas eran también soldados llevados al frente, obligados en muchos casos. No olvidemos el nivel sociocultural de las masas haces 60 años en nuestro pais...Manicheismo no por favor. Un saludo cordial para todos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres